Los 3 mitos sobre inversiones que no debes creer

Invertir en el mercado de valores es como cualquier otra industria: no es inmune a mitos y malentendidos.

Desafortunadamente, debido a las historias que oímos a veces, mucha gente ve invertir como un juego arriesgado y de alta adrenalina que crea multimillonarios y pobres—y nada más. La verdad es que estos mitos han creado una brecha de riqueza, específicamente con algunos grupos muy poco representados. Se estima que sólo el 16% de los hispanos poseen productos financieros en Estados Unidos en comparación con 50% de los no hispanos.

Con el fin de solucionar esta brecha de riqueza y conseguir que más personas se involucren, vamos a desmontar algunos de los principales mitos de la inversión.

Mito # 1: Invertir es exclusivo para “expertos” que siempre tienen la razón.

El hecho es que la mayoría de los gerentes financieros—los responsables de investigar y elegir acciones—no superan el rendimiento general del mercado. Esto significa que, tienes el mismo chance, o mayor chance, de generar un retorno cuando seleccionas un índice de acciones como el S&P 500 que cuando escoges a un individuo a que seleccione una combinación de acciones por ti.

No hay una solución mágica para tener éxito en las inversiones. Los expertos que ofrecen noticias y opiniones financieras no siempre tienen la razón. Y hoy en día, Internet ha permitido que las personas regulares tengan acceso a la misma investigación, la información y las herramientas de inversión que muchos de los “expertos” utilizan.

Invertir se basa en conceptos simples que cualquiera puede aprender. No hay secretos para invertir. Los inversionistas que generan mayores retornos simplemente hacen suposiciones con excelentes fundamentos sobre el comportamiento que desempeñará una empresa dentro de una cantidad determinada de tiempo.

El objetivo de invertir no es predecir mágicamente “ganadores” y “perdedores”. El objetivo es construir un conjunto saludable de diversas empresas que, en general, se comportarán mejor que el promedio del mercado.

Mito # 2: Los nuevos inversionistas necesitan una gran suma de dinero para empezar a invertir.

¿Eres nuevo invirtiendo? No estás solo. Actualmente, prácticamente cualquier persona puede invertir en la bolsa de valores.

De hecho, Dvdendo te permite comenzar a invertir con cualquier suma de dinero y estar totalmente invertido con tan sólo $5. La tecnología de fracciones compartidas te permite poseer una pequeña porción de un solo ETF. A través de Dvdendo te ofrecemos la posibilidad de invertir completamente en ocho ETFs cada vez que agregues cinco dólares a tu cuenta.

Los proveedores de servicios tradicionales, por el contrario, sí requieren una cantidad mínima de dinero para comenzar a invertir. Mientras que en el pasado era la única manera de invertir, hoy en día ya no es necesario acumular una gran cantidad de dinero para poder participar.

Mito # 3: Las comisiones son tan pequeñas, que no pueden afectar tus ganancias.

La cantidad que pagas en comisiones puede parecer inconsecuente. Después de todo, muchos de los gerentes financieros cobran por debajo del uno por ciento. ¿Cuánto puedes afectar tus ganancias con un porcentaje tan pequeño?

Resulta, que bastante. Las comisiones podrían destruir tu retorno. El mismo efecto “mágico” que tiene el interés compuesto en nuestros retornos a lo largo del tiempo, multiplicando exponencialmente nuestra rentabilidad, nos afecta negativamente cuando es un gasto en nuestro portafolio de inversión, también multiplicando exponencialmente su costo.

¿No quieres dejar que los mitos de invertir merman tus ganancias? Lee nuestras sugerencias para evitar altas comisiones de inversión.