Aquí te dejamos 4 lecciones de La La Land sobre el dinero

1. Hay que tomar riesgos: Mia (Emma Stone) tocó decenas de puertas y se arriesgó en muchas oportunidades, específicamente cuando realizó su obra de teatro, antes de que alguien le ofreciera la oportunidad de sus sueños. Al mismo tiempo, Sebastian (Ryan Gosling) se arriesgó y buscó la manera de cumplir sus metas financieras. La próxima vez que sientas que el miedo te congela ante una gran oportunidad, ten cabeza fría y atrévete, puede ser la oportunidad que estabas esperando.

2. Piensa a futuro: Cuando Damien Chazelle pensó en La La Land no se imaginaba tener 14 nominaciones al Oscar pero luchó para ello. Lo mismo pasa con el dinero. Debemos mirar a futuro siempre y no concentrarnos sólo en el momento que vivimos. Analiza en qué edad financiera estás y comienza a crear tu propio imperio… Desde hoy.

3. Aprende a hacer lo inesperado: Sebastian (Ryan Gosling) se unió al grupo musical innovando el estilo de música que tanto le apasionaba. En ese momento, no se imaginó que iba a poder recibir ganancias que luego le permitieron cumplir su sueño e inaugurar Seb’s. Sal un poco, o bastante, de tu zona de confort y si invertir es un camino desconocido y difícil para comenzar a recorrer, disfrútalo porque ya después no querrás que el camino se acabe.

4. Lo bueno por lo mejor: una vez logradas las metas financieras en el grupo musical, Sebastian (Ryan Gosling) busca hacer realidad su sueño de juventud. Dejó el grupo, que era una buena opción en el momento, para buscar lo mejor: Seb’s. A veces hay que tomar decisiones como cambiar de trabajo o buscar hacer algo mejor con nuestro dinero que sólo dejarlo en un banco. Ponte una meta, ahorra e invierte con una visión clara ¡Verás como Dvdendo te ayudará a crecer tu dinero!