El plan de retiro de los latinos: ¡Nuestros hijos!

Los fuertes lazos familiares y la falta de buenos hábitos financieros hacen que los hispanos dependan más de sus hijos para costear su retiro.

Quizás alguna vez han escuchado el dicho “vive de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos”. Aunque esto es por supuesto dicho en broma, detrás hay cierto componente de realidad que señala un problema sistémico que adolecen las familias hispanas en Estados Unidos, y también muchísimas familias en Latinoamérica.

Culturalmente, los hispanos no estamos acostumbrados a invertir a largo plazo y planificar para nuestro retiro. A diferencia del americano promedio que trabaja toda su vida planeando para retirarse y es disciplinado en sus contribuciones a su plan de retiro (como por ejemplo el 401K o IRA), los latinos tendemos a ser más casuales en lo que respecta a planear para el futuro. Esto lo demuestran las cifras que señalan que sólo un 19% de los hispanos poseen cuentas de inversión, desproporcionadamente bajo comparado con más del 50% de la la población general.

Carga que va de generación en generación

La consecuencia directa de esto es que cada vez más, los padres dependen de sus hijos para que los ayuden o los mantengan durante su vejez. Esto históricamente no ha sido un problema, ya que culturalmente los hispanos estamos acostumbrados a esta dinámica familiar. ¿Quien no tiene a sus papás, suegros o hasta la abuela viviendo en casa o al menos contribuyendo de alguna forma a su manutención? Afortunadamente nuestros lazos familiares son muy fuertes y permiten que esta red de soporte familiar funcione y nuestros mayores tengan siempre el apoyo que necesitan.

Detrás de esto hay varias situaciones que son causa de preocupación. Por un lado, la gente hoy día vive muchos más años de lo que antes era posible. Los avances médicos han extendido la esperanza de vida en más de 10 años en solo una generación, y se espera que esta tendencia continúe. Por otro lado, estas cargas financieras adicionales, impiden que los jóvenes que deben hacerse cargo (total o parcialmente) de este apoyo financiero, vean comprometida su capacidad de ahorrar e invertir para su propio retiro ya que en muchas ocasiones no se tienen los recursos suficientes. De continuar así, por supuesto esto no puede ser sostenible y condena a que las futuras generaciones sean siempre dependientes de la generosidad de sus descendientes. Al final del día, nadie quiere ser una carga para los demás, pero en muchos casos resulta inevitable.

Los Ahorros no alcanzan
Las personas que logran ahorrar para asegurar su futuro, por lo general, se quedan cortos en cuanto al nivel de rendimiento que producen en el tiempo, que es usualmente muy bajo (menos del 0.5% en la última década), y no logran que esos ahorros crezcan lo suficiente como para ser de utilidad cuando realmente se necesitan.

Para los que viven en América Latina esto es aún peor, pues aquellos que logran guardar algo de dinero en muchas ocasiones ven el poder adquisitivo de sus ahorros desvanecerse producto de las recurrentes devaluaciones y en algunos casos por la alta inflación que puede existir.

Con Dvdendo puedes planificar tu retiro

Es aquí donde es importante resaltar la necesidad de crear buenos hábitos financieros y comenzar a invertir para el futuro cuanto antes, y que no te conviertas en una carga para la siguiente generación. Hasta ahora, la posibilidad de invertir ha sido para muchos inalcanzable o inexistente, ya sea porque no se cuenta con los recursos necesarios o simplemente por desconocimiento (y hasta temor) del tema. Esto es aún más grave para los que no viven en Estados Unidos, pues la mayoría no tienen opciones para invertir en dólares y beneficiarse de la protección que brinda el tener sus ahorros en “moneda fuerte”.

Con Dvdendo, puedes comenzar a planificar tu retiro con tan solo $5, y puedes hacer aportes mensuales según tus posibilidades. Dvdendo te ayuda a crear una disciplina y buenos hábitos de ahorro e inversión, y te permite manejar tus inversiones de forma fácil y automática, siempre disponible y siguiendo la mejor estrategia que se adapte a tus objetivos.