La tecnología financiera al rescate de la “generación sandwich”

Por: Gabriel Montoya / CEO Dvdendo

La “generación sandwich” es un término que escuché por primera vez en un reporte publicado por el PEW Research Center, donde lo definen como todas aquellas personas adultas que están criando hijos y al mismo tiempo tienen alguna responsabilidad financiera de sustentar a sus padres. Esto me llamó mucho la atención porque sin saberlo, me di cuenta que yo soy parte de esa “generación sandwich”, y no estaba consciente de que hay tantas personas en la misma situación. En promedio, 15% de las personas entre 30 y 50 años caen en esta categoría, y en Estados Unidos, 1 de cada 3 hispanos están en esta situación.


Las estadísticas hablan por sí solas

De igual forma, en América Latina entre el 40% y 50% de la población económicamente activa forman parte de la “generación sandwich”, y más del 70% de ellos son mujeres. En México, Según
datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de cada 100 hogares, 27
están integrados por al menos una persona de 60 años o más. A esto se le suma que, aproximadamente, tres de cada 10 adultos mayores no cuentan con seguridad social, es decir, no reciben pensión ni atención médica gratuita, por lo que los hijos deben asumir todos los gastos de manutención, atención médica y medicamentos de sus padres. En Estados Unidos, los Hispanos tienen una probabilidad cinco veces mayor de estar manteniendo a sus padres, y uno de cada seis Hispanos, o un 16%, está actualmente apoyando financieramente a sus padres, en contraste con solo un 3% de la población general. Todos estos datos nos revelan que esta es una situación mucho más prevalente de lo que la gente piensa, y que tiene un profundo impacto social y económico.

 Heredamos fuertes lazos familiares

Es importante también notar que las responsabilidades del “sandwich” van más allá de lo financiero, ya que el apoyo que brindan a sus padres y sus
hijos es también emocional y de cuidado personal. Esto es en gran parte una consecuencia de los fuertes lazos familiares de nuestra cultura. Es muy común ver hogares donde miembros de múltiples generaciones viven todos felizmente bajo un mismo techo. Sin embargo, a pesar de que afortunadamente esos lazos familiares permiten crear una red de apoyo, esto se complica cada vez más, pues la gente ahora vive quince años más que la generación anterior, y las necesidades de tiempo y dinero son mayores.

En nuestra opinión, las raíces de esta situación van más allá de lo familiar, y están más relacionadas con la falta de cultura financiera, de información y de oportunidades para que las personas puedan planificar mejor su bienestar financiero. Esto además tiene consecuencias que pueden llegar a ser muy negativas en el largo plazo. Me explico:

Una de las razones por la cual la persona “sandwich” tiene que ayudar a sostener a sus padres, es porque estos carecen de los recursos financieros para valerse por su cuenta. Es muy posible que los padres no hayan tenido la capacidad de ahorro para asegurar su futuro, pero aunque si la hubieran tenido, carecían de la información y el acceso para poder invertir en su retiro. Lo más grave de la situación es que si el “sandwich” no hace algo al respecto y comienza a planificar para su propio futuro, se verá también en la misma situación pues tendrá que depender de sus hijos para su manutención; perpetuando así el ciclo de interdependencia generacional, que como ya dijimos cada vez se agrava más pues la gente vive por más tiempo.

 Para los latinos los hijos son prioridad

Por otro lado, los latinos tendemos a preocuparnos mucho más por el bienestar de nuestros hijos (de todo tipo, económico, personal, emocional). Por ejemplo, en Estados Unidos el porcentaje de jóvenes Hispanos mayores de 18 años que viven con sus padres es el doble que el resto de la población. Esta es también una situación muy común en latinoamérica, donde se dice a manera de broma que “los hijos no salen de la casa de sus padres sino hasta que se casan”. Cerca de un 86% de los padres latinos manifiestan que es sumamente importante que sus hijos vayan a la universidad, y están dispuestos a ayudarles a costear sus estudios. Sin embargo, solo un 14% de los jóvenes latinos en Estados Unidos, y un número un poco mayor en América Latina, asisten a la universidad. Una de las principales causas es la falta de planificación financiera y la carencia de recursos para costear los estudios.

Conciencia, educación y acceso

De modo que no se trata solo de tener el deseo de ahorrar y tener los recursos para hacerlo, sino también tener la conciencia, el conocimiento y el acceso a oportunidades de inversión de largo plazo, lo que hacen que sea posible poder planificar para el bienestar financiero de uno mismo y de sus seres queridos. Al final, nadie quiere terminar siendo una carga para sus hijos!

Desde nuestro punto de vista, una de las formas más efectivas de solventar el dilema de la “generación sandwich” es a través de la inclusión financiera y el fomento del bienestar económico, principalmente a través del ahorro, la inversión, todo esto como parte de un adecuado manejo de las finanzas personales. En este sentido, los esfuerzos para lograrlo deben estar orientados a tres objetivos:

  •     Crear conciencia sobre la importancia de los buenos hábitos financieros para el logro de metas de vida. Esto lo hacemos a través de nuestras campañas de información y concientización, utilizando múltiples medios de comunicación.

 

  • Impartir educación acerca de los fundamentos de las finanzas personales y los buenos hábitos financieros. Utilizamos herramientas como nuestro blog, cursos de Finanzas Personales y variados videos y mensajes educativos, que informan de una forma sencilla y amena acerca de todos estos importantes temas.

 

  • Proveer el acceso necesario, a través de nuestra plataforma de inversión, para que las personas comiencen a planificar e invertir en su futuro, de una forma fácil y automática.

 

Dvdendo App

Dvdendo App

 

Si eres parte de la “generación sandwich” te invitamos a que comiences a revisar tus finanzas personales, establezcas tus objetivos y tengas un plan de ahorro e inversión para que puedas lograrlo. ¡Mientras más pronto comiences, más rápido llegarás a tus metas!

 

 

Fuentes:

http://middleadulthood.weebly.com/demographics-of-the-sandwich-generation.html
http://www.pewsocialtrends.org/2013/01/30/the-sandwich-generation/
http://www.portafolio.co/opinion/redaccion-portafolio/generacion-sandwich-nuevo-reto-laboral-familiar-88972