¿Qué tan segura es una cuenta de inversión en caso de quiebra o fraude del proveedor?

A la hora de invertir, es importante entender con qué protecciones se cuenta y que eventualidades están cubiertas.

Una vez que se toma la decisión de invertir, el siguiente paso a tomar debe ser aperturar una cuenta de inversión, o “brokerage account”. A diferencia de una cuenta de ahorro o de cheques en la cual se deposita dinero, la cuenta de inversión es donde están depositados las acciones y bonos en los que estás invirtiendo, por lo cual entender con qué protecciones se cuenta es fundamental, ya que el objetivo de las cuentas de inversión es que el valor de las mismas crezca en el tiempo, y muy frecuentemente el horizonte de inversión es de mediano o largo plazo. Este puede ser un proceso intimidante pues por lo general las personas tiene menos conocimiento sobre cómo operan estas cuentas.

Dentro de los mercados bursátiles de Estados Unidos existe un organismo del gobierno americano llamado el Securities Investors Protection Corporation (o SIPC por sus siglas en inglés), que es la primera línea de defensa cuando una firma de corretaje o broker quiebra y queda adeudando dinero en efectivo y valores a sus clientes. La SIPC interviene a los efectos de lograr la devolución del dinero en efectivo, las acciones y otros valores de los clientes mantenidos por la firma.

 

¿De qué manera se produce esa “protección”?

Sencillamente, esta agencia opera como una garantía monetaria si el broker en un determinado momento deja de ser solvente. Si una firma cierra, SIPC protege los valores y el efectivo en la cuenta de corretaje de un cliente hasta un límite de US$500,000.

 

SIPC protege a los clientes si:

La firma de corretaje es miembro de SIPC.

El cliente tiene valores en la firma de corretaje.

El cliente tiene efectivo depositado en la firma de corretaje para la compra o venta de valores.

 

SIPC NO protege:

Inversiones si la firma no es miembro de SIPC.

Pérdidas de mercado.

Rentabilidad de inversiones prometida.

Contratos de materias primas o de futuros excepto en determinadas condiciones.

 

SIPC no protege contra las pérdidas causadas por las variaciones del mercado pues estas pérdidas son parte normal de las oscilaciones que tienen las inversiones de riesgo. En cambio, en un proceso de liquidación, SIPC reemplaza las acciones y otros valores faltantes

Es por esto que una de las primeras cosas que se debe verificar a la hora de abrir una cuenta de inversión, es que la entidad con la que se maneja las inversiones, y en particular el broker y custodio de la cuenta, sea miembro y esté asegurado por el SIPC. Es importante siempre leer la letra chica y buscar el logo del SIPC en la página web y los documentos de inversión.

 

Dvdendo esta protegido

En empresas como Dvdendo, nos preocupamos de que nuestros inversionistas estén enterados de los derechos y beneficios de los que disfrutan al estar amparados por entidades como el SIPC, pues queremos que se sientan tranquilos y entiendan las protecciones con las que cuentan.

Por último, es importante tener en cuenta que el seguro del SIPC cubre a todas las cuentas de firmas que sean miembros del SIPC, independientemente de donde reside el cuentahabiente. Esto beneficia enormemente a personas que no viven en Estados Unidos, pero quieren invertir su dinero en dólares, y disfrutar de la protección de un sistema estable y robusto como el Norteamericano.

Si quieres más información sobre el SIPC descarga el folleto en español aquí