El mejor consejo de Warren Buffett: Vuélvete socio de varios y de los mejores

El mayor multimillonario por invertir en bolsa y muy probablemente el mejor inversionista de la historia, Warren Buffett, tiene 88 años, además de muy claro cuál es la ruta que su viuda, Astrid Menks, deberá trazar con su dinero cuando él muera. No se trata ni de acumular riqueza, ni de convertirse en inversionista experta, sino más bien tiene que ver con volverse socia de muchos y de los mejores.

Desde hace varios años, la respuesta ha sido la misma cuando le preguntan a Buffett sobre los mejores consejos de inversión para quien no es experto. Para quienes sí él está por una diversificación no tan excesiva y por el estudio exhaustivo de las empresas en las que se pretende invertir. Pero para el resto de los mortales, ¿Qué sigue?

El “Oráculo de Omaha” recomienda lo mismo que le recomienda hacer a Astrid para cuando él deje de existir: Comprar un fondo cotizado (Exchange Trade Fund, ETF, por sus siglas) de bajo costo que replique el índice más popular y más transaccionado de la historia, el Standard & Poors 500.

“Mi viuda no será experta en acciones y quiero asegurarme que obtenga resultados decentes. Todas mis acciones de Berkshire Hathaway se van a ir a la filantropía, la pregunta es, ¿qué hace con el dinero que sobrará?… he dicho que ponga 90% en un ETF de que replique el índice S&P.

“Lo hará bien así, cualquiera lo haría bien así, es de bajo costo, y es un bonche de negocios maravillosos, eso la cuidará”, contestó hace unos años en una entrevista que le hiciera CNBC.

Astrid lleva casada con el multimillonario desde 2006 pero viven juntos desde la década de los 70, cuando Warren todavía estaba casado con su primera esposa, Susan. Ella la conoció en un bar en el que cantaba, mientras Astrid era una joven mesera que había emigrado de Lituania a muy corta edad, trabaron amistad y mantuvieron una especie de relación abierta los tres. Susan murió en 2004 y Astrid y Warren se casaron dos meses después. Hoy ella suele tener un perfil muy bajo y no tiene que ver con el mundo de los negocios para nada y Warren lo sabe.

Así que además de este ETF, él recomienda hacerse también de otros fondos cotizados que también sean de bajo costo.

Pero, ¿por qué recomendar un ETF? Porque un instrumento de esta naturaleza va a permitir al inversionista acceder a una variedad de activos de una manera sencilla –porque cotiza como una acción y puede venderse fácilmente–, además de que disminuye el riesgo al invertir por su naturaleza diversificada: un fondo cotizado está compuesto de “pedazos” de varias empresas y al adquirir uno te estás haciendo dueño de varias compañías y no de una sola, como sucede con una acción.

Para entenderlo mejor, un ejemplo: Supongamos que tienes 10 acciones de Apple y Apple se viene abajo (cosa, por cierto, muy poco probable al menos hoy). De esta manera estarías perdiendo todo tu dinero, pero, ¿qué pasa si tienes un ETF que no solo incluye una fracción de Apple, sino también de Facebook, Microsoft, Google (Alphabet), y otras empresas tecnológicas? El riesgo estaría repartido entre estas y tu pérdida sería mucho menor.

Además, los ETFs cotizan como una acción en la bolsa y es posible adquirirla a menos capital que si compraras acción por acción. Y acceder a todo esto lo puedes lograr con 5 dólares y a través de un solo clic en el celular al descargar la app de Dvdendo.