Un dilema a resolver: ¿Pagar deudas o invertir?

Es una pregunta que muchos nos hemos hecho, ¿Qué es lo que debemos hacer primero? Si te decides por pagar tus deudas, significa que dejarás de invertir y que estarás renunciando a que tu dinero crezca a través del tiempo. Pero si te inclinas por las inversiones, seguirás acumulando intereses y la deuda tardará más en desaparecer. Es una decisión difícil, ¿vale la pena dejar de ganar estos rendimientos por pagar tus compromisos primero?

“La sabiduría convencional sobre inversiones dice que debes empezar a ahorrar para tu retiro lo más pronto que puedas, tengas o no deuda o un fondo de emergencia, porque lo más pronto que lo hagas, más tiempo vas a tener para que tu dinero crezca”, explica Dave Ramsey, uno de los especialistas en finanzas personales más conocidos de Estados Unidos. Sin embargo, “si bien todo esto es cierto, no tiene en cuenta que cuando a las personas las golpean los tiempos difíciles, recurren a sus cuentas de jubilación para llegar a fin de mes si no tienen otras opciones”, sostiene el especialista.

¿Qué pasaría si decides invertir en tu retiro pero no tienes ni un dólar ahorrado, además tienes deudas y llega una emergencia médica o simplemente tu auto se descompone? Lo más probable es que lo que hayas invertido para tu futuro termine en pagar deudas y demás eventualidades.

Así, hay algo en lo que expertos en finanzas personales y multimillonarios –entre ellos Warren Buffett, el mayor multimillonario por invertir en bolsa y Mark Cuban, el dueño de los Mavericks de Dallas en la NBA– coinciden: En que entre invertir y pagar deudas, lo primero que tienes que hacer es deshacerte de todo lo que debas. Esto trabajará para que nuestras inversiones perduren.

Ambas cosas son necesarias para aquellos que quieren volverse ricos; en eso, también los multimillonarios coinciden.

Mark Cuban coloca en el segundo lugar de cosas que tienes que hacer para ser rico mantenerte alejado de las tarjetas de crédito y de las deudas y hasta el cuarto y quinto lugar coloca a las inversiones. Por su parte, Warren Buffett, desde hace décadas, también ha dado ese consejo a los jóvenes: Permanezcan lejos de las deudas.

Así, pagar deudas es un paso previo a la inversión, pero en medio existe uno más: El ahorro.

Ahorrar es algo que nos dará seguridad y que servirá para hacer más fuertes nuestras inversiones, además de que va a salvarnos de caer de nuevo en las deudas.

En este sentido, Cuban y Ramsey coinciden: Es necesario hacer un fondo de emergencia para evitar seguir endeudándote, porque aunque pagues tus deudas con consistencia, si llega alguna enfermedad o alguna fuga de agua en tu casa, tendrás que recurrir de nuevo a la deuda para arreglarlo.
“Sin un fondo de emergencia, la gente tiende a endeudarse para cubrir esos gastos sorpresa, como temas relacionados con plomería o con composturas de autos”, explica Ramsey. Este experto propone la creación de dos fondos, primero, uno de mil dólares para eventualidades menores. Ya que lo tienes, recomienda pagar tus deudas. Ya que lo hiciste, viene todavía la creación de otro fondo de tres a seis meses de tu sueldo por si algo sale mal.
Ahorrar para este fondo de emergencia que va a salvarte de las eventualidades al tiempo que pagamos nuestras deudas nos evitará volvernos a endeudar jamás. “Durante este tiempo en el que pagues estos compromisos, no quiero que ahorres para nada más allá de tu fondo de emergencia de mil dólares. Quiero que te limpies de la deuda, porque si tú lo haces, entonces estarás en posición de invertir”, sostiene Dave.

Para deshacerse de las deudas hay varios métodos, entre ellos, el de la bola de nieve, el cual consiste en ordenar tus deudas de la más pequeña a la más grande y no preocuparte por las tasas de interés a menos que dos deudas tengan montos similares. Si fuera así, coloca la de más alto interés encima y paga la primera deuda con la mayor cantidad que puedas cada mes mientras pagas el mínimo del resto. Cuando acabes, continúa con la que sigue.

Ya que hayas dado estos pasos, ahora sí llegará el momento de invertir. Y para cuando llegues a este momento, Dvdendo es una herramienta que te permite hacerlo desde cinco dólares. Descárgala gratis.