¿Invertir o apostar? Tres diferencias clave que te harán amar tus inversiones

 

Tanto en invertir como en apostar es posible, tanto perder dinero, como vislumbrar con cierta anticipación que se va a perder. Sin embargo, invertir y apostar tienen diferencias que hacen que la primera se convierta en opción viable para construir un futuro.

En contraste, apostar te sume en el todo por el todo, lo que aumenta el estrés y te pone en un riesgo muy grande. La diferencia sustancial entre ambas actividades es que en las inversiones existe una variable fundamental: La información y el análisis que puedas hacer de esta para tomar las mejores decisiones.

Apostar es una moneda al aire, mientras que invertir no lo es si administramos nuestro dinero de una manera sabia y si tomamos toda la información disponible en qué vas a utilizar ese dinero. Así que ten por seguro que hay diferencias clave que te harán quedarte con tus inversiones y que cancelarán para siempre ese viaje a Las Vegas.

Invertir te protege

Mientras que cuando apuestas no eres dueño de nada (y en cualquier momento puedes perderlo todo) a la hora de invertir tú eres dueño de las empresas en las que tienes acciones, las cuales, si tienen ganancias, también te reportarán ganancias a ti.

Si bien rendimientos pasados no representan rendimientos futuros, si haces caso a las recomendaciones de no poner todos los huevos en una canasta, es decir, si diversificas tus inversiones y las realizas en empresas que hayas estudiado previamente, perderlo todo se verá sumamente lejano.

“Una cartera diversificada es el elemento clave. Una combinación de varios productos de inversión protegerá al inversionista contra una desaceleración en uno o más sectores de la economía”, explica Investopedia en un texto al respecto.

Invertir disminuye el estrés

De acuerdo con el Allianz New Year’s Resolution Study realizado para fines de 2017, 71% planeaba este 2018 enfocarse más en su estabilidad financiera que en su salud y si fuera gratis, 28% escogería un profesional financiero sobre un terapeuta (19%).

“¿Qué hay detrás de este repentino enfoque en las finanzas? Ciertamente parece que los estadounidenses tienen estrés financiero… éste empieza con los malos hábitos que caen dentro de los patrones de comportamiento más familiares y básicos: gastar demasiado y ahorrar muy poco” explica Kelly LaVigne, vicepresidente de mercados avanzados de Allianz Life Insurance Company en un texto para US News.

El experto asegura que es necesario hacer un plan financiero que incluya tanto una mejor distribución del gasto como inversiones que puedan ayudar a enfrentar el futuro. “Ver el progreso te ayudará a aliviar el estrés financiero”, afirma.

Invertir te prepara para el futuro

Mientras que apostar te sume en vivir el día a día de una manera caótica, invertir te permite estar preparado para lo que viene. Los especialistas coinciden en algo: Invertir en bolsa es la mejor manera de preparar el terreno para llegar a la vejez con los recursos necesarios para afrontar esa etapa de la vida. ¿Por qué? Porque invertir hace que tu dinero crezca exponencialmente gracias al interés compuesto, el cual no es otra cosa que el interés sobre el interés a través del tiempo. En contraste, ahorrar solo hace que el dinero se acumule y pierda valor debido a variables como la inflación.

Si estás listo para hacerlo, Dvdendo te da las herramientas que necesitas. Descarga gratis la app y comienza a prepararte para tu futuro.

Añadir comentario

Mafermal (mafermal1)

 

Actividad

RG

Rafael Garcia hace 11 minutos