¿Comprar casa es la mejor idea que tienes de activo? Es mejor que leas esto

Adquirir una vivienda es el sueño de muchos y para quienes ya lo lograron, es de sus principales satisfacciones y, consideran también, uno de sus principales activos. Primero, es importante decir que hacerlo no es fácil. Los precios y la caída del valor del dinero (y de los sueldos) hacen que cada vez sea más complicado que una persona se pueda hacer de una propiedad como sí lo hicieron más fácilmente los trabajadores de hace un par de generaciones.

Si bien la vivienda fue uno de los pilares de la crisis de 2008, hoy los precios se han recuperado con creces. De acuerdo con una encuesta hecha por Reuters en junio pasado, el tercio de valor que se perdió en la crisis ya se ha recuperado gracias a un “mercado laboral sólido” que ha impulsado la actividad económica y la demanda de vivienda.

Sin embargo, ni la oferta ha podido ser la necesaria para cubrir la demanda, ni los salarios han crecido al mismo ritmo que la inflación. “El crecimiento promedio anual de los ingresos se ha mantenido por debajo de 3%, cuando el aumento del precio de las viviendas han promediado más de 5% en los últimos años”, acota el estudio. Quien logra comprarse una casa ha realmente logrado algo que no todos logran, pero, ¿Qué sigue?

Es común pensar que la propia casa es nuestro principal activo pero… quizá no lo sea tanto. Especialistas en finanzas personales como Robert Kiyosaki (probablemente el más conocido a nivel global), han desmentido una y otra vez este mito. Precisamente, una de las frases favoritas del best seller es: “Repitan después de mí: Su casa no es un activo”.

“La razón por la que las personas se confunden y piensan que una casa es un activo es porque, a partir de la década de los setenta hasta principios de 2000, ellos eran capaces de sacar dinero de su casa en forma de préstamos, como un cajero automático de bienes raíces”, explica Kiyosaki. Sin embargo, lo que se generó no fue riqueza con ello, sino más deuda, ya que la gente no vendió sus casas para pagar por lo que había pedido prestado.

No pocos al leer esto se estarán yendo de espaldas, pero el experto explica por qué una casa no es un activo de una manera muy sencilla: Mientras que un activo es algo que mete dinero a tu bolsa, un pasivo es todo aquello que lo saca y mientras los ricos se encargan de acumular activos, la clase media y los pobres, de pasivos.

Tendrías que preguntarte, ¿tu casa te está metiendo dinero en la bolsa o tu hipoteca solo implica un gasto? Hay algunas formas en las que tu casa podría ser un activo, cuando ingresa dinero a tu cuenta mes con mes, por ejemplo, cuando la estás rentando. Pero lograrlo es un proceso que no se pinta fácil y que implica tiempo y recursos en el camino.

Así que… ¿Qué otra forma existe de hacerse de un activo, de algo que meta dinero en tu bolsa? Hay varias otras formas, por ejemplo, poner un negocio o invertir en bolsa.

En este sentido, tienes que tomar en cuenta que un negocio necesita mucho tiempo y una cantidad considerable de recursos; sin embargo, si quieres invertir en bolsa puedes iniciar a partir de 5 dólares. En Dvdendo te damos la herramienta que necesitas.

Descarga gratis la app de Dvdendo en la App Store o en Google Play.