Paso a paso: Construye un presupuesto a tu medida y que sí funcione

Un presupuesto va a ayudarte a mantener tus finanzas en orden y a saber a dónde se va cada dólar que ganas. Si no tienes uno, es hora de empezar. Te decimos cómo hacerlo paso a paso.

Aquí puedes descargar un detalle de gastos que puede ayudarte a empezar a poner orden.

Prioriza

Si no tienes claro qué es lo más importante para ti, no puedes empezar a tener un presupuesto. ¿Qué es lo más importante para ti en este momento? ¿La escuela de tus hijos? ¿Asegurarte para vivir un buen retiro? ¿Comprarte una casa? Eres libre de desear lo que quieras, así que asegúrate que tus acciones del día a día sean congruentes con tus sueños. Esto a su vez va a motivarte y hará que puedas cumplir con mayor facilidad el seguimiento de un presupuesto.

Rastrea tus gastos

Este quizá es el paso más difícil porque requiere tiempo y enfrentarte a la manera en la que has manejado tus finanzas hasta ahora. Siéntate con papel, lápiz y todas las facturas y documentos que te ayuden a seguirle la pista a tu dinero. Necesitas darte cuenta a detalle de a dónde se ha ido cada dólar para que posteriormente puedas poner orden y redistribuir el gasto.

Apóyate en soportes digitales

Para hacerlo puedes ayudarte de alguna app de control de gastos y es muy recomendable que también utilices un documento en Excel. En internet hay formatos gratuitos que puedes descargarte o nosotros te proporcionamos uno que puedes descargar aquí. (hay que revisar con Dvdendo si podemos abrir la descarga de un PDF que tienen en el curso que sirve para esto).
Ten claro cuáles son tus ingresos, ya que a partir de ahí podrás ir restando. Empieza restándole a tus ingresos tus gastos fijos, es decir, todo aquello en lo que mes a mes debes gastar de manera obligatoria.
Para incluir el resto de los gastos, haz un ejercicio de memoria para enlistar esas comidas fuera de casa, gastos innecesarios y todo aquello en lo que has gastado este mes. Es también útil apoyarte de tu banca móvil, ya que ahí también se registran los gastos que realizas con tus tarjetas bancarias.
Probablemente no encuentres el destino de la totalidad de tu sueldo. Es normal, pero este ejercicio te ayudará a que no te vuelva a suceder.

Encuentra tu flujo de caja

Necesitas una calculadora para sumar tus ingresos y restar tus gastos, ya que de esta manera tendrás el flujo de caja de tu economía doméstica. “A efectos prácticos, verás claramente si ganas más de lo que ingresas y cuánto dinero te sobra cada mes para ahorrar”, explica Luis Pita, especialista en finanzas personales y autor de “Ten mejor coche que tu vecino”. Restar tus gastos a tus ingresos te va a arrojar esta cantidad disponible que tienes para gastar. De ahí vas a destinar una parte a ahorro y otra a inversión.

Ajusta tus gastos

Es hora de volver a hacer cuentas. Ya tienes claro cuáles son tus gastos fijos y necesitas concentrarte en ellos primero para que, si es necesario, realices ajustes. ¿Cuántas suscripciones de televisión paga tienes? ¿Estás pagando por el mismo servicio varias veces? Haciendo este análisis podrás optimizar la manera en la que estás gastando.
“Busca en cajones, conéctate a tu banco online, mira en tu tarjeta de crédito… Hazlo como quieras pero junta todos los gastos fijos que tienes al año y vete incluyéndolos en tu plantilla de presupuesto familiar”, recomienda Pita.
Una de las recomendaciones que hacen los especialistas en finanzas personales es la de seguir la regla de 50%/20%/30%, la cual se refiere a gastar 50% en tus necesidades básicas, 30% en aquello que no necesitas y el otro 20% en ahorro e inversión. ¿Puedes ajustarte a esta regla? No se trata de que sea innamovible pero es una referencia para comenzar a organizarte.
Recuerda que este presupuesto debe acercarte a tus prioridades.

No olvides el fondo de emergencia

Este es una cantidad de dinero que te ayudará a afrontar los imponderables de la vida. Dave Ramsey recomienda empezar por un fondo de al menos mil dólares, el cual te ayudará a afrontar una fuga o una llanta ponchada.

Asegúrate de ahorrar e invertir

Ya que tienes claro el flujo de tu dinero, necesitas darte una “ayudadita” cada mes para poder caminar hacia esas metas que deseas. Una forma de hacerlo es, ya que tienes claro cuánto puedes y quieres destinar al ahorro –el cual te ayudará a cumplir esas metas–, lo automatices para que este sea retirado de tu cuenta bancaria de manera automática. Esta es la mejor forma de llevar un control y de encaminarte a tus metas, porque ese dinero ni lo vas a ver así que será algo prácticamente natural.

Si quieres saber más sobre cómo ponerle orden a tu dinero, Dvdendo te ofrece un curso de finanzas personales gratis, da clic aquí.

Puedes estar seguro de empezar con Dvdendo, una empresa preocupada por la integridad de los activos invertidos a tu nombre. Todas las cuentas de Dvdendo están aseguradas por SIPC hasta por 500,000 dólares en caso de fraude.

Y para tus metas a largo plazo, no olvides invertir en bolsa, ya que esta es la única forma en la que tu dinero podrá crecer de manera exponencial en el tiempo. Descarga gratis la app de Dvdendo en la App Store o en Google Play y empieza a invertir.