Tres aprendizajes de inversión del “padre rico” de uno de los mayores experto en finanzas personales del mundo, Robert Kiyosaki

No se sabe con seguridad si el “padre rico” de Robert Kiyosaki –aquel que se supone le enseñó cómo hacerse rico y cómo funciona el dinero– existió o si ha sido una estrategia de venta para hacer que “Padre rico, padre pobre” se convirtiera en uno de los mayores bestsellers sobre finanzas personales de la historia.
Sin embargo, lo que sí es cierto es que Robert Kiyosaki, uno de los expertos en finanzas personales más afamados del mundo, ofrece varios de los aprendizajes más útiles que se pueden aprender sobre el dinero, sobre cómo funciona y lo que se tiene que tener claro para romper lo que él llama “la carrera de la rata”.
Él le llama la “carrera de la rata” a ese bucle interminable que consiste en trabajar, recibir un sueldo, pagar cuentas, preocuparse por los recursos, y volver a empezar. Lo que él asegura es que las propias emociones de la gente las meten en ese bucle y que es importante saber lo suficiente sobre el funcionamiento del dinero para no caer.
Invertir es prácticamente una de las únicas vías que te puede llevar a volverte rico y tomando en cuenta estos tres principios hará el camino menos complicado.

Haz que tu dinero trabaje para ti

Eso es lo que hacen los ricos, hacer que el dinero trabaje para ellos y no trabajar para conseguirlo. El “padre rico” de Kiyosaki le dio esta lección y le dijo que, a diferencia de una persona que se aferra al dinero por el miedo de quedarse sin él una vez que recibe su cheque y que no puede contener el deseo de pensar en todas las cosas que se puede comprar con este, los ricos no trabajan por dinero.
Este deseo y el miedo que genera la escasez es el que genera el patrón de levantarse, ir a trabajar, pagar las cuentas, ir a trabajar y pagar las cuentas, y es el que hace que la gente entre en “la carrera de la rata”, en la que el ciclo se repite una y otra vez.
Lo que que Kiyosaki asegura es que los ricos dominan estas emociones y con ello dominan el poder del dinero. Es necesario entenderlo para no convertirse en su esclavo. La forma de hacer trabajar el dinero para uno mismo es invertir en bolsa y es la manera en la que los ricos se despreocupan de trabajar y se concentran en hacer crecer sus inversiones.

Diferencia entre pasivo y activo

Robert Kiyosaki sostiene que entender la verdadera definición entre activos y pasivos es la clave para volverse rico. Pero, ¿de qué se trata ser rico? No del dinero que se hace, sino de cuánto se conserva, y esto tiene que ver con estas dos definiciones, según sostiene Kiyosaki. De manera muy sencilla, mientras un activo mete dinero en la bolsa, un pasivo lo saca. No entender la diferencia significa, por ejemplo, echarse una hipoteca encima, tronarse los dedos para vivir con un presupuesto estrecho y pensar que esto va a volvernos ricos en algún momento de la vida.
“Hay muchas cosas que pueden considerarse activos. Estas incluyen inversiones inmobiliarias, un negocio, productos como libros o arte, o los dividendos de las inversiones en acciones y bonos. Las personas ricas se centran en construir sus activos”, explica el especialista. En contraste, un pasivo es algo que saca dinero del bolsillo, tal como un auto, unas vacaciones, ropa, comer fuera y demás gastos de ese tipo.

Aprende a diferenciar entre títulos y activos

Y esto tiene que ver con la definición de activo de Kiyosaki. Un activo es algo que mete dinero a la bolsa, no importa qué sea. Sin embargo, incluso una acción no siempre es un activo. Cuando no se mete dinero al bolsillo, es simplemente un valor.
Esto es importante porque tener un valor no significa ganar dinero de manera forzosa. A la hora de invertir, es necesario que los valores sean también activos.
En Dvdendo podemos ayudarte a empezar en este camino hacia la prosperidad. Invertimos con visión a largo plazo y de una manera en la que tu dinero estará diversificado en las compañías más importantes del mundo.
Somos una empresa preocupada por la integridad de los activos mantenidos a tu nombre. Todas las cuentas de Dvdendo están aseguradas por SIPC hasta por 500,000 dólares en caso de fraude.
¡Además, ya estamos disponibles también en América Latina! Si estás listo para invertir, descarga gratis la app de Dvdendo en la App Store o en Google Play.